Referencias vs. plagios

Hay una evidente diferencia entre decir “tengo que hacer un diseño para este cliente, voy a ver qué se está haciendo en el sector y qué hace su competencia” y decir “¡anda! que idea más chula para mi cliente, ¡pa’ mí!”.

Todos buscamos referencias, eso es innegable. Pero de ahí a directamente copiar las ideas de otros hay un gran salto que no deberíamos dar. En MARGEN nos parece algo muy feo. Principalmente porque no nos sentiríamos orgullosos de nuestro trabajo, pero sobre todo porque respetamos mucho las ideas del resto de colegas de profesión.

Sin embargo, no todo el mundo piensa así, y no son pocos los casos de plagio en el mundo del diseño. Suele darse cuando un profesional poco escrupuloso y sin ganas de pensar tira por la calle del medio y directamente busca en internet algo que le encaje y ¡zas! ya tiene diseño. Cuando lo ideal es crear (para algo somos un estudio creativo). No queremos hacer sangre de este tema delicado y que se supone un secreto a voces en el sector, así que aprovechamos el post para dejaros con unos cuantos plagios evidentes.

Ejemplos de plagios en diseño gráfico

Originales y sus gemelos surgidos de la “inspiración”

 

Cartel plagiado

Cuando es bueno, suelen copiarlo una y otra vez… (original en el centro)

Ejemplo de logo plagiado

Algunos tienen copia aunque no sean grandes ideas.

El bonus track es esta campaña de telefónica que algunos recordaréis y que fue un éxito, lo que no sepáis quizá es que la idea salió de un canal de YouTube y en concreto de un vídeo que se había publicado un año antes. Ved y juzgad, ¿plagio o referencia?

Arriba la campaña de Telefónica de 2008, abajo el vídeo publicado en YouTube en 2007.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *