Guía para tu marca I: un logo vale más que mil palabras

Por costumbre, llamamos “logo” o logotipo a la imagen reconocible de una marca. Sin embargo, esta imagen se compone de hasta tres elementos y el logo solo es uno de ellos. Los otros dos son el nombre y el isotipo (ese simbolito que hace reconocible la marca sin ver el nombre). El conjunto de estos tres elementos crean el imagotipo de una marca. ¿Qué es entonces el logotipo? Como analogía, podemos decir que un logo es al nombre de una marca, lo que una firma a un nombre propio. El logotipo puede definirse entonces como la versión gráfica estable del nombre de la marca.

Si nos quedamos en este punto, puede pensarse que basta con un nombre que nos represente y una tipografía legible, escalable, reproducible, distiguible y memorabe para obtener un logotipo. ERROR. Igual que nuestra firma, el logotipo no solo nos diferencia del resto de marcas sino que además nos define.

Pepsi como Coca-cola

Imagen propia del nombre “Pepsi” imagotipado como la marca “Coca-cola”

Una elección tipográfica determinada posee una dimensión de comunicación visual mucho más emocional e inconsciente en la mente del receptor que el propio nombre de la marca. Esto no es porque la marca sea muy conocida o esté muy presente en publicidad (que también ayuda), cualquier logotipo bien diseñado producirá ese efecto. Se debe al estudio de la semiótica y los rasgos simbólicos que poseen los elementos tipográficos: no es lo mismo usar una letra romana con remates, que otra de palo seco. Podemos jugar con las proporciones de las letras y también con su peso visual. Veremos cómo cambia la marca aunque el nombre sea el mismo.

La manipulación de la tipografía y sus familias, el uso del color y las texturas, e incluso la transgresión de las normas tipográficas hacen que las variaciones posibles sean prácticamente infinitas; y cada una comunica algo diferente.

En conclusión, antes de lanzarte a hacer tu propio logo, piensa si tienes todos los conocimientos necesarios para saber con exactitud qué estás comunicando porque un logotipo habla mucho y lo hace de tu bien más preciado: tu marca.

 

 

Pide presupuesto para tu logo en info@margenestudio.com

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *